Neuroplasticidad y reelina

858

Neuroplasticidad es la capacidad del sistema nervioso para adaptarse al entorno, cambiando su estructura y  funcionamiento. “Las neuronas pueden  remodelarse tanto anatómica como funcionalmente y formar nuevas conexiones”.

Neuronas generadas durante el desarrollo embrionario mantienen características inmaduras durante la vida adulta. Se encuentran ampliamente distribuidas por la corteza cerebral  y progresivamente  pueden madurar e incorporarse a los circuitos cerebrales

La reelina  aumenta  la  neuroplasticidad.

Carceller H, Rovira-Esteban L, Nacher J, Castrén E and Guirado R (2016) ‘Neurochemical Phenotype of Reelin Immunoreactive Cells in the Piriform Cortex Layer II’. Front. Cell. Neurosci.

http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fncel.2016.00065/full

NOTA DE LA REDACCIÓN: Reelina es una glucoproteina  que interviene en el crecimiento y migración neuronal durante la gestación y luego en el niño y adulto en la neuroplasticidad. Disminuye con desnutrición y estrés prolongado de la madre con repercusiones en el neurodesarrollo del niño   influenciando en la génesis de enfermedades como equizofrenia y otras. En el adulto el estrés crónico  afecta la expresión de Reelina  con implicancias en diversos   trastornos y   enfermedades incluida la Enfermedad  de Alzehimer

ENFERMEDADES  NEUROPSIQUIÁTRICAS  RELACIONADAS CON DISMINUCIÓN DE LA EXPRESIÓN DE REELINA

  • ESQUIZOFRENIA
  • AUTISMO
  • ALZHEIMER
  • LISENCEFALIA, MICROCEFALIA
  • TRASTORNO BIPOLAR
  • DESORDEN DEPRESIVO MAYOR (VER REVISIÓN FOLSOM Y FATEMI, 2013)
  • EPILEPSIA (HAAS Y FROTSCHER, 2010; DAZZO Y COLS., 2015).
  • ALZHEIMER: SE CONSIDERA QUE LA DISMINUCIÓN DE LA PROTEÍNA REELINA PRECEDE  A LA FORMACIÓN DE LAS PLACAS BETA AMILOIDES.

 

Una investigación de la Universitat de València y el INCLIVA concluye que una proteína podría influir en la maduración de neuronas en el cerebro adulto

La proteína es la reelina, básica en el desarrollo y la plasticidad neuronal. Esta molécula se encuentra alterada en ratones que sufren una mutación espontánea en su gen, conocidos como ‘ratones reeler’. El estudio se ha desarrollado en colaboración con el Instituto de Neurociencias de Helsinki. El avance abre la posibilidad a aplicaciones con finalidades terapéuticas para recuperar funciones cerebrales o evitar el deterioro.

Según el equipo de investigación en Psiquiatría y Enfermedades Neurodegenerativas de la Universitat de València y el INCLIVA la reelina podría ayudar a madurar y a incorporar neuronas a la corteza cerebral adulta. Son las conclusiones preliminares de un estudio realizado en colaboración con el Instituto de Neurociencias de Helsinki, y recientemente publicado en la prestigiosa revista internacional ‘Frontiers Cell Neuroscience’.

Según Juan Nácher, unos de los investigadores, “el proyecto exploró el papel de la reelina en la diferenciación de neuronas inmaduras en la corteza cerebral adulta”. El profesor del Departamento de Biología Celular de la Universitat de València “la reelina es una proteína primordial para la plasticidad de la corteza cerebral. La plasticidad es la capacidad del sistema nervioso para adaptarse al entorno, cambiando su estructura y su funcionamiento; permite a las neuronas remodelarse tanto anatómica como funcionalmente y formar nuevas conexiones”.

El grupo de investigación de INCLIVA-UV fue el primero en demostrar que unas neuronas generadas durante el desarrollo embrionario mantenían características inmaduras durante la vida adulta. Señala que en humanos estas células se encuentran ampliamente distribuidas por la corteza cerebral y estudios previos del grupo en roedores demuestran que, progresivamente, estas neuronas parecen madurar e incorporarse a los circuitos cerebrales.

Nácher declara que “uno de los ejes prioritarios de nuestras investigaciones es descubrir moléculas que contribuyan a controlar la maduración de estas neuronas y a su incorporación a los circuitos cerebrales. En el proyecto partimos de la hipótesis que la reelina era una candidata en potencia al ser una molécula que participa de manera crítica en la migración y en la diferenciación de neuronal durante el desarrollo.

“Esta molécula se encuentra alterada en unos ratones que sufren una mutación espontánea en su gen y que se conocen como ‘ratones reeler’, de reel, un baile rápido escocés, por su modo de caminar característico”, continua. Estudios anteriores ya habían demostrado que la ausencia de reelina produce graves alteraciones en el posicionamiento y desarrollo de las neuronas de diversas regiones cerebrales. De hecho, diversos estudios han relacionado alteraciones en la reelina con diferentes enfermedades que cursan con alteraciones en el desarrollo del sistema nervioso, como la esquizofrenia, el desorden bipolar o el autismo.

La investigación, desarrollada en un modelo animal, ha confirmado que un gran número de las neuronas que expresan reelina están localizadas cerca de las neuronas inmaduras y que estas últimas tienen receptores para esta proteína. Por lo tanto, en opinión de los investigadores, podría influir en su maduración.

Nácher concluye que los resultados pueden ser la base de experimentos dirigidos a determinar si activando la acción de reelina en las células inmaduras estas podrían desarrollarse. Supondría contar con un posible reservorio de neuronas en el cerebro adulto, que podría emplearse con fines terapéuticos, para recuperar determinadas funciones cerebrales o evitar su deterioro.

Artículo: 
Carceller H, Rovira-Esteban L, Nacher J, Castrén E and Guirado R (2016) ‘Neurochemical Phenotype of Reelin Immunoreactive Cells in the Piriform Cortex Layer II’. Front. Cell. Neurosci. 10:65. doi: 10.3389/fncel.2016.0006
http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fncel.2016.00065/full

Foto. Blog La Neuroplasticidad