Microbiota, intestino y cerebro

285

Esta investigación es el trabajo final seleccionado en el año 2017 para su publicación por la Asociación de Medicina y Psicoinmunoendocrinología (AMEPINE). Fue elaborada por la Doctora Edith Teresita Calderón, médica inmunóloga del Hospital Tránsito Cáceres de Allende de Córdoba Capital. 

INTRODUCCIÓN

El ecosistema intestinal es un medio muy complejo donde existe   una asociación simbiótica perfecta entre las células procariotes y eucariotes.

La población de microorganismos que habitan el tubo digestivo es de aproximadamente 10 a las 14 (bacterias)  y contienen  100 veces más genes que los  representados en el genoma  humano. Constituyen la microflora normal, la cual desempeña un papel muy importante como barrera   en la prevención de infecciones. La influencia de la microflora en la activación del sistema inmune asociado con las mucosas ha sido bien demostrada, como también su participación en el proceso de tolerancia oral (1)

La microbiota intestinal influye en la fisiología normal y contribuye a enfermedades que van desde la inflamación a la obesidad.

La microbiota se comunica con el SNC, Sistema Endócrino y Sistema   Inmunológico, por lo tanto influye también en la función del cerebro y el comportamiento. Puede modificar el Eje Intestino-Cerebro

MICROBIOMA

El cuerpo humano está colonizado por una multitud de organismos   que superan en número a tus propias células, en una proporción de 1 a 10. Estos 100 billones de criaturas invisibles, los microbios, recubren por dentro y fuera el cuerpo humano. La mayoría de esos   organismos viven en el tracto digestivo, con predominio en el colon  aunque incluyen hongos, virus; los que dominan la escena y sustentan cualquier aspecto con respecto a tu salud, son las especies bacterianas. A este Ecosistema interno y complejo que prospera en   nuestro interior le llamamos Microbiota; micro (microscopio) bioma (para hacer alusión a un conjunto natural de flora, que  ocupa un hábitat grande; el cuerpo humano).  La microbiota es particular en cada ser humano, es como una huella digital.

Hay mutualismo, beneficio recíproco que se establece en el hospedador   que aporta un nicho biológico estable y rico en nutrientes y la microbiota  desarrolla funciones que favorecen al hospedador (2).

Flora intestinal en el nacimiento

Los seres humanos nacemos libres de gérmenes. Pero al nacer, el   individuo es colonizado rapída-mente y la inoculación se produce durante el pasaje por el canal de parto, con bacterias de la vagina  y contaminación fecal. Por otra parte la leche materna, no es estéril  y también representa un inóculo natural.

A partir de los cinco días de vida se alcanza un núme ro de bacterias relativamente estable y en el orden que luego se encuentran en el adulto.

Los niños nacidos por cesáreas se observa que demoran un poco más en alcanzar los niveles estables de su microbiota.

A partir del año de vida la composición de la microbiota, ya persiste el  predominio de las flias. Bacteroides y Firmicutes. Son bacterias intestinales benéficas que ayudan a que el revestimiento intestinal madure con mayor rapidez. Los niños nacidos por cesárea, presentan una microbiota no necesariamente inducida por la madre, sino por el ecosistema de la piel de los trabajadores de la salud, en contacto con parto y medios quirúrgicos.

Se observa que demoran un poco más, en alcanzar los niveles estables de la microbiota (3).

La microflora intestinal, puede representar un modulador clave del Sistema Inmune contra la atopía. La diferencia en la flora intestinal entre niños que desarrollarán alergia y aquellos que no lo harán se observa  tempranamente en la vida, menos colonización intestinal de enterocitos en el primer mes de vida y bifidobacterium en el primer año de vida, mayor cantidad de clostridum en el tercer mes y estaphilococcus a los seis meses.

La microflora intestinal del neonato provee un rol regulatorio crucial para el desarrollo de mecanismos protectores contra la atopía.

La exitosa maduración del GALT (tejido linfoide asociada al intestino), necesita de estímulos microbianos permanentes, de faltar este estímulo o bien que sea inadecuado, produce disminución  del área de superficie intestinal, altera el patrón de enzimas mucosas, hay un defecto de barrera, disminuye la capacidad para la respuesta inflamatoria, defecto del sistema Ig A de mucosa y falta de tolerancia oral,sin respuesta a antígenos no patogénicos encontrados sobre la superficie mucosa.

FUNCIONES DE LA MICROBIOTA INTESTINAL. ACTIVIDADES QUE BENEFICIAN AL HUÉSPED

Hay mutualismo, beneficio recíproco que se establece en el hospedador   que aporta un nicho biológico estable y rico en nutrientes y la microbiota que desarrolla funciones que favorecen al hospedador.

A largo de millones de años,  la microbioma residente y el hospedador, ha coevolucionado. La microbiota modifica su entorno y adapta mecanismos de evasión inmunológica y a su vez el hospedador aprendió   a conocer la flora normal como propia y no atacarla.

Las bacterias de la flora digestiva son el principal estímulo antigénico, para la  migración y maduración de las células linfoides precursoras de las placas de Peyer. La población dominante de la microflora es responsable del efecto barrera (4).

FUNCIONES DE LA MICROBIOTA INTESTINAL

RELACIONADOS A LA PROTECCIÓN – RELACIONA-DOS A LA ESTRUCTURA – RELACIONADAS Al METABOLISMO

RELACIONADOS A LAPROTECCIÓN RELACIONADOS A LA ESTRUCTURA RELACIONADASAl METABOLISMO
Crea barreras contra Invasores potenciales Desplazamientos de patógenos. Estimulación de la barrera epitelial Fermentación de Residuos dietarios No digeribles
Digestión y Absorción de Nutrientes Inducción de proteínas que constituyen las unions strechas Actúa como má-quina desintoxi-cante
Competencia por receptores Inducción de Ig A Controla las respuestasn flamatorias del cuerpo Absorción de Iones ,Produce y  Libera enzimas
Producción de factores antimicrobianos. Estimulación de la Formación de órganos  linfoides Intervienen en  procesos bioló-gicos,(vitaminas y neurotransmi-sores). Controla el estrés y el sueño

 

 

 

 

Es innegable que la microbiota intestinal participa en gran variedad de acciones fisiológicas descriptas en el cuadro anterior.

Si se está sano predominan las bacterias benéficas y si se está enfermo lo dominan las bacterias malas y dañinas.

Los dos grupos de microorganismos intestinales más comunes de la población bacteriana del colon, son los Firmicutes y Bacteroidetes.Las dos cepas bacterianas más estudiadas son las Bifidobacterium y   Lactobacillus.

Los niveles sanos de una gama de bacterias buenas, limita la producción de sustancias químicas inflamatorias en el cuerpo y el cerebro.

La  inflamación, como ya sabemos ,es la base de los trastornos degenerativos en el cuerpo humano, incluyendo la Diabetes, el Cáncer, las Cardiopatías, el Alzheimer, Alergias, Asma, TDAH.

FACTORES QUE DAÑAN LA FLORA INTESTINAL

Exposición a sustancias que matan o alteran gravemente la composición de las colonias bacterianas, sustancias químicas  en el medio ambiente, ciertos ingredientes en la comida (azúcar), gluten, el cloro del agua y medicamentos como los antibióticos.

Falta de nutrientes que alimenten las tribus saludables y diversas de bacterias y que favorecen a las bacterias dañinas.

El Estrés que aumentando el cortisol puede alterar la permeabilidad intestinal, la función de barrera y cambiar la composición de la microbiota intestinal. La inflamación causada por la pérdida de la permeabilidad intestinal puede provocar permeabilidad cerebral (6).

MICROBIOTA Y TRASTORNOS CEREBRALES

El equilibrio y la diversidad de bacterias intestinales, regula la cantidad de inflamación del cuerpo. Los niveles sanos de una gama de bacterias buenas, limita la producción de sustancias químicas inflamatorias en el   cuerpo y el cerebro. La inflamación es la base de trastornos degenerativos, tales como la Diabetes, Cáncer, Cardiopatías, Alzheimer.

El lipoplisacáridos (LPS), es una combinación de lípidos (grasas) y azúcar.  Es uno de los principales componentes de la membrana exterior de ciertas bacterias. Los LPS se usan experimentalmente en investigaciones para generar inflamación instantáneas en el laboratorio, se usan para estudiar padecimientos como Alzheimer, Esclerosis múltiple, Enfermedad  inflamatoria intestinal, Diabetes, Parkinson, Esclerosis amio-trófica lateral, Artritis Reumatoidea, Lupus, Depresión y hasta Autismo.

En humanos, muchas de estas enfermedades se observan marcadores de anticuerpos LPS elevados. Cuando las uniones de epitelio intestinal se ven afectadas Y el revestimiento se hace permeable, los LPS entran a la circulación e intensifican la inflamación y causan estragos.

Los niveles de LPS en la sangre, no sólo indican inflamación en general, sino permeabilidad intestinal (7).

La microbiota produce importantes sustancias químicas que favorecen La salud cerebral, incluyendo BDNF (Factor neurotróficos derivado del cerebro), varias vitaminas, incluyendo B12 y Neurotransmisores como  glutamato y GABA.

El triptófano, precursor de la serotonina, es regulado estrictamente por las  bacterias intestinales, en particular por la  bacterium infantis.

Se ha demostrado que los ratones de laboratorio libre de gérmenes padecen ansiedad aguda incapacidad de manejar el estrés, inflamación   intestinal y sistémica crónica y bajos niveles de BNDF (Factor Neurotrófico Derivado del Cerebro) que juegan cierto papel en la prevención de Demencia, Alzheimer.

Los síntomas se revierten una vez que los ratones reciben alimentación rica en Lactobacillus helveticus o Bifido bacterium longum, dos Probióticos.

La colonización por parte de la microbiota intestinal, afecta el desarrollo cerebral de los mamíferos y su comportamiento durante la etapa adulta.

La alteración de este eje microbiota – gastro -cerebral, podría explicar mecanismos  de la patogénesis de ciertas enfermedades cerebrales, como Autismo, podrían ser responsables del comportamiento social.

La microbiota ejerce efectos directos en el Sistema Inmune, que a su vez está relacionado también, en forma bidireccional con el SNC. Por ejemplo, en la producción de enzimas proinflamatorias, que afectan directamente a la barrera cerebral. La Microbiota puede inducir señales por vía vagal al SNC, pude alterar la concentración de Kyneurina (precursor del triptófano por la síntesis de serotonina) y también estimula la producción de péptidos hormonales gastrointestinales.

La microbiota intestinal tipo Adulto mantiene una gran estabilidad y homeostasis en ausencia de stresores ecológicos significativos.

LA CLAVE ESTÁ EN EL EQUILIBRIO Y EN LA DIVERSIDAD BACTERIANA DEL INTESTINO.

La pérdida de diversidad en la microbiota intestinal sea un factor etiopatogénico en La enfermedad de Crohn, trastorno del espectro autista, intolerancias y alergias alimentarias, intoleranica a la lactosa, obesidad, diabetes y dislipemia. Cuando la flora intestinal no está bien equilibrada, otros procesos biológicos, hormonales, inmunitarios y neuronales tampoco funcionan bien.

 MICROBIOTA, OBESIDAD, DIABETES

Los dos principales grupoS de bacterias son las Firmicutes y Bacteroidetes.

Una mayor proporción de firmicutes más que bacteroidetes en el intestino se asocia con mayor inflamación y obesidad.

Se los considera un biomarcador de obesidad. Un estudio de Harvard, descubrió que en los intestinos de la población occidental predominaban los firmicutes, lo relacionaban a la alimentación occidental, en cambio en la población Africana predominaban los bacteroidetes.

Otros estudios demostraron que si se trasplanta contenido fecal de un ratón obeso a un ratón criado en ausencia de gérmenes, en dos semanas se produce un 60 por ciento de aumento de grasa corporal y  de la resistencia a la insulina en este, a pesar que se había disminuido la ingesta alimentaria.

Y en los ratones obesos tienen un 50% de reducción en Bacteroidetes con un incremento proporcional de Firmicutes. Esta relación se modifica en ratones flacos (8)

Una dieta alta en azúcar, hidratos de carbono y bajas en fibras alimentan las bacterias dañinas, aumentando el riesgo de permeabilidad intestinal, daño mitocondrial, afectación inmunitaria e inflamación generalizada que puede llegar al cerebro y que es un circulo vicioso y  todos estos efectos atacan más el equilibrio de la microbiota. La microbiota ejerce efectos directos con el sistema inmune, que a su vez está relacionado también en forma bidireccional con el SNC por medio del nervio vago que regulan distintas funciones vitales y la microbiota puede inducir señales por ejemplo produce enzimas proinflamatorias que afectan directamente a la barrera cerebral.

La intolerancia al gluten (germen silencioso) con o sin celiaquía, aumenta la producción de citocinas inflamatorias, las cuales son determinantes en los trastornos neurodegenerativos, Una vez que tienes intestino permeable se es más susceptible a otras alergias e intolerancias alimentarias.

También es más vulnerable a los lipopolisacáridos (LPS) descriptos anteriormente. Se eleva cuan-tiosamente; es el marcador de permeabilidad intestinal e inflamación y aumenta el riesgo de desarrollar dolencias neurológicas, enfermedades autoinmunes, cáncer, etc.

Una dieta que mantiene el azúcar en sangre equilibrado, mantiene también el equilibrio bacteriano en el intestino.

En humanos obesos luego de 52 semanas con dieta hipocalórica, baja en grasas, azúcar,e hidratos de carbono, se modifica la relación de Bacteroidetes/Firmicutes. El ejercicio también promueve la diversidad de la microbiota.

LA DEPRESIÓN COMO TRASTORNO INFLAMATORIO

Es difícil concebir que todos los trastornos mentales tengan el mismo   factor etiológico, la existencia de casos de trastornos mentales que tienen como factor etiológico básico, a toxicidad proveniente del tracto       digestivo.

Estudios han comprobado que personas con Diabetes tenían cerca del  35 por ciento más probabilidades de desarrollar Depresión. No es de sorprenerse que la obesidad se asocie con el aumento de  marcadores inflamatorios y se correlaciona con un aumento del  55% en el riesgo de depresión, mientras que la depresión se asocia con un aumento del 58% en el riesgo de desarrollar obesidad.

De hecho la depresión es más común en personas con otros trastornos inflamatorios o autoinmunes como síndrome de intestino irritable, Síndrome de Fatiga Crónica, Fibromialgia, Resistencia a la Insulina. Los marcadores inflamatorios se correlacionan con la depresión y los LPS aumentan la producción de estas sustancias y hacen más permeable el  Intestino, son capaces de cruzar la barrera hematoencefálica y permitir       que las sustancias químicas inflamatorias bombardeen el cerebro (9).

CORTISOL, INSOMNIO, MICROBIOTA

El cortisol elevado también tiene cierto efecto dañino en el intestino. Altera la mezcla de bacterias, aumenta la permeabilidad del revestimiento al detonar la liberación de sustancias químicas celulares; múltiples estudios han demostrado que estas sustancias, incluyendo el TNF-α, atacan directamente el revestimiento intestinal. El cortisol fomenta   la producción de sustancias químicas inflamatorias provenientes de las células del sistema inmune. Estas citocinas atizan la inflamación intestinal y provocan mayor permeabilidad, al tiempo que estimulan al cerebro   directa y negativamente, con lo que lo hacen más susceptible a los  trastornos del estado de ánimo.

El Insomnio es un síntoma común, de los trastornos relacionados con el  estado de ánimo,y ahora se sabe que está relacionado con el microbioma cuando los niveles de cortisol suben en la mañana, las bacterias intestina  les inhiben la producción de citocinas y este cambio determina la transición entre sueño no REM y sueño REM. Por lo tanto , las alteraciones  en las bacterias intestinales pueden tener efectos negativos significativos  en el sueño y los ritmos circadianos (10).

ANCIANIDAD Y MICROBIOTA

En el anciano existe un estado INFLAMÓGENO de disbalance pro y antiinflamatorio. Inflamación de bajo grado.

Disminución en la activación de los linfocitos T y B, falta de generación de nuevos linfocitos. Reducción de la actividad de las células “Killer” (NK), aumento de citoquinas pro-inflamógenas como TNF-α, IL 12, IL8.

En el anciano hay reducción de la estabilidad de la microbiota, gran reducción de la diversidad de la microbiota menos resistentes a las fluctuaciones ambientales, disminución de microorganismos beneficiosos, incremento de bacterias anaerobias facultativas, disminución de la función del   sistema Inmune por lo cual hay mayor vulnerabilidad ante infecciones  comunes, también son mas propensos a osteoartritis, aterosclerosis, Alzheimer, Resistencia a la insulina, Cáncer, etc.

La microbiota es influenciada por factores externos: mala nutrición, alteración del gusto y el olfato, dificultades en la masticación y deglución. Dietas nutricionalmente desbalanceadas. Gastritis atrófica, alteración de la absorción de Ca, Fe, Vit B 12, y la alteración de la motilidad, modifica la fermentación bacteriana (11).

PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

Los Probióticos son microorganismos que estimulan las funciones  protectoras del tracto digestivo, también son conocidos como biote-rapéuticos, bioprotectores o bioprofilácticos.

Para que un microorganismos pueda cumplir con esta función de protección, tiene que poseer características tales como: ser habitante normal del intestino, tener un tiempo corto de reproducción, ser capaz de producir compuestos antimicrobianos y ser estable durante el proceso de producción, comercialización y distribución para que pueda  estar vivo en el intestino. Han sido probado in vitro o in vivo el efecto de los probióticos, en estados  patológicos como diarreas, vaginitis, infecciones del tracto urinario, desórdenes inmunológicos,  intolerancia a la lactosa, hipercolesterolemia y alergias alimentarias.

Son productos que contienen microorganismos definidos y viables en grado suficiente para modificar la microflora de un compartimiento del húesped, ejerciendo así un efecto beneficioso sobre la salud de éste.

Se trata de organismos fermentadores de lactosa que están naturalmente en la leche y vegetales usados para fermentar y preservar una variedad de alimentos humanos.

Para ser considerada como probiótica, una bacteria tiene que sobrevivir en el medio fuertemente ácido del estómago y colonizar el intestino delgado y grueso (12).

Prebióticos: son ingredientes alimentarios no digeribles que, selectivamente, favorecen el desarrollo de un determinado grupo de microorga mismos, existentes ya en el tracto gastrointestinal del individuo.

Entre éstos se pueden mencionar:

1) La lactulosa, que favorece el desarrollo de los lactobacilos.

2) La inulina, galacto y fructoligosacáridos,que favorecen el desarrollo de las bifidobacterias.

3) Simbióticos que son combinaciones de probióticos y prebióticos

Guías internacionales:

La OMS hizo pública una guía para la evaluación sistemática de probióticos en alimentos, que incluye los siguientes aspectos.

  • Identificación del género, la especie y la cepa probiótica.
  • Pruebas “in vitro” para la selección de probióticos de uso humano.
  • Seguridad de los probióticos.
  • Estudios “in vivo” utilizando animales y humanos.
  • Viabilidad e identidad de cepas declaradas en probióticos comer ciales.
  • Tiempo de vida útil, respetar las fechas de caducidad.
  • Mantener las temperaturas de refrigeración para su correcta conservación.
  • Se considera necesario que diariamente entre 10 9 y 1010 organismos viables, alcancen el intestino delgado (13).
BENEFICIOS DE LOS PROBIÓTICOS
  • Nos ayuda a recuperar el equilibrio de la flora intestinal y controlar cualquier posible colonia bacteriana rebelde.
  • Fortalece el revestimiento intestinal y disminuye la permeabilidad intestinal.
  • Ayuda a reforzar e incrementar nuestras defensas: tiene influencia sobre la inmunidad innata y adquirida, estimulan Th1 y aumenta la producción de Il1, Il6 y FNTα.

Aumenta la Ig A específica para salmonella typhi y aumenta la IgA total con aumento de INFγ.Se activa e incrementa el mecamismos de fagocitosis.

  • Disminuye los niveles de LPS. La molécula inflamatoria que puede ser peligrosa si llega al torrente sanguíneo.
  • Aumenta el BDNF, la hormona de crecimiento cerebral.
  • Puede mejorar los trastornos digestivos como diarreas, gases, pesadez, constipación y halitosis.
  • Mejora la absorción de nutrientes como el calcio y nos ayuda a digerir mejor la comida.
  • Producen vitaminas y otras sustancias beneficiosas por el organismo, por ejemplo de vitaminas del grupo B y vitamina K.
  • Ayuda a prevenir y mejorar los síntomas de enfermedades inflamatorias a nivel intestinal y también a nivel cutáneo.
  • Ayuda a prevenir alergias e intolerancias alimentarias.
  • Cuando la flora intestinal está debilitada; dar probióticos: en ancianos, gastroenteritis, abuso de laxantes, enfermedades intestinales como colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, astritis aguda y crónica, personas muy estresadas, candidiasis cuando se prescriben antibióticos ya ue estos eliminan también las bacterias buenas y los probióticos colaboran en su restitución (14).
COMO FUNCIONAN LOS PROBIÓTICOS

Estos microorganismos se comienzan a multiplicar dentro del tracto Intestinal y se centran en atacar a aquellos gérmenes patógenos (los que pueden generar alguna enfermedad) forzando a estos abandonar el organismo.

Al crecer y desarrollarse en el interior del intestino, logran adherirse a la mucosa del intestino, logran evitar que otras bacterias dañinas se implanten para ejercer sus funciones negativas.

Actúan como una barrera evitando la colonización del intestino por gérmenes patógenos, ayuda al cuerpo a liberar toxinas (15).

Probióticos e Infecciones:

En un estudio realizado en 39 niños entre 7 y 39 meses con gastroenteritis aguda por rotavirus, que es extremadamente contagioso y que son las responsables de la muerte de 90.000 niños en el mundo.

La administración de probiótico de L Casei, aumento los niveles de IgA, IgG, IgM, disminuye la diarrea y la duración, en comparación con un grupo control.

PROBIÓTICOS Y CÁNCER

Existe la hipótesis de un incremento de la apoptosis o muerte celular programada de las células del intestino frente a un carcinógeno.

Tienen la capacidad de las bacterias probióticas de evitar la absorción de mutágenos y carcinógenos en el intestino y los efectos de los  Probióticos en la cinética  de las células epiteliales del colon (16).

Los probióticos  ejercen su efecto antitumoral por la disminución de la respuesta inflamatoria a través del incremento de células IgA, evitando la formación de radicales oxidantes, los cuales son mutágenos y favorecerían el desarrollo tumoral y disminución en el índice mitótico   y aumento en la apoptosis celular mediante la liberación de citoquinas (16)

PROBIÓTICOS DE USO COMÚN
Bifidobacterias Lactobacilos Levaduras
B. Longum L. Casei S. Boulardi
B. breve L Rhamnosus
G. Infantis L. Reuteri
B. Lactis L. Plantarum
B. Bifidum
BB12

 

Los lactobacilos: tienen capacidad de adherirse a las mucosas y producir sustancias bacteriostáticas y bactericidas.

Las Bifidobacterias: Aparecen a pocos días después del nacimiento en el   Intestino. Es una de las especies predominantes en el colon. El aumento de estas cepas incrementa la conversión de carbohidratos a ácidos orgánicos (láctico y acético), estimula el peristaltismo del intestino y contribuyen a regularizar el tránsito intestinal enlentecido (17).

ALIMENTOS RICOS EN PROBIÓTICOS

Los alimentos fermentados son la fuente dietética de bacterias probióticas (ricos en bacterias benéficas), se llama fermentación láctica, en este proceso las bacterias benéficas convierten las moléculas de azúcar de los alimentos en ácido láctico, al hacerlo estos microorganismos se multiplican y proliferan. Éste ácido láctico,a su vez protege el  alimento fermentado para impedir la invasión de bacterias patógenas,   pues genera un ambiente con Ph bajo (ácido)que mata a las bacterias dañinas con Ph básico. La fermentación láctea también se usa para preservar alimentos y hacerlos más duraderos (18).

Principales alimentos con Probióticos

Yogur hecho con cultivos  vivos (leer etiquetas), para alérgicos a la leche de vaca o en personas sensibles a la lactosa, como alternativas, Yogur de coco y leche de cabra que es alta en lactobacilos y bifidobacterias, también rica en antioxidantes.

Chucrut (repollo fermentado), verduras en escabeche (pepinillos, zanahorias), carnes en conserva, sardinas,  huevos, legumbres, cereales, té negro, vino tinto, café y chocolate que contiene polifenoles  que  influyen positivamente, en la diversidad microbiana, aumentan las Bifidobacterias.

Prebióticos naturales: goma arábiga, achicoria ajo crudo, puerro, cebolla cruda y cocida, espárragos crudos etc (19).

La mayoría  de los probióticos hasta ahora, los encontramos en los  productos lácteos y determi-na-dos alimentos fortificados con probióticos, la industria farmacéutica no es ajena a estos beneficios y cada vez son más los productos con probióticos que podemos encontrar  en forma de comprimidos, cápsulas, ampollas bebibles. Los probióticos están dando resultados espectaculares en la mejora del tránsito intestinal y en la estimulación del sistema inmune.

Cada probiótico necesita una concentración determinada para conseguir el efecto deseado y cada probiótico o cepa específica de Probiótico sirve para un tratamiento determinado. En nuestra industria farmacéutica, provee como probióticos ampollas bebibles que contienen Esporas de Bacillus Clausii polian-tibiótico resistentes 2000 millones. Administradas por vía oral, las esporas de Bacilus clausii, debido a su alta resistencia a los agentes tanto químicos como físicos, atraviesan  la barrera de los jugos gástricos y llegan indemnes al tracto gastrointestinal, allí  las esporas son transformadas en células vegetativas licamente activas. También es capaz de producir diversas vitaminas en particular del grupo B, que contribuye a corregir disvitaminosis, causadas por agentes antibióticos y quimioterapéuticos.

Una dieta alta en fuentes ricas en fibra, las cuales se obtienen de las frutas y verduras frescas, alimenta las bacterias benéficas y promueve el equilibrio adecuado de los ácidos grasos volátiles que mantienen en buen estado el revestimiento intestinal. Una dieta carente de azúcar y gluten dañino inclina la balanza aún más hacia un ecosistema intestinal sano y una fisiología cerebral saludable. Además, una alimentación que sea intrínsicamente  antiinflamatoria también es buena para el intestino y el cerebro.

CONCLUSIONES

El conocimiento de la microflora intestinal del ser humano ha progresado en forma considerable y desempeña un papel muy importante en  el desarrollo del sistema inmune de mucosas, modulando su función, coexistiendo con distintas células en un perfecto equilibrio.

La MI es considerada como un actor importante en la regulación del metabolismo energético del organismo.

La MI de los obesos y con diabetes tipo II,está alterada y sería más  eficiente en la extracción de energía a partir de los alimentos.

El transplante de microbiota fecal (FMT), consiste en trasplantar bacterias benéficas de un individuo sano al colon de otra persona enferma.

Es una forma eficiente para restablecer el balance y la diversidad del microbioma intestinal. Se están llevando a cabo muchas investigaciones  sobre esta terapeútica, se ha utilizado con éxito, para infecciones recurrentes por Clostridium difficile. Están viendo con mucho interés en pacientes con diabetes tipo II y síndrome metabólico, que los que recibieron trasplante de microbiota fecal, mostraron mejoramiento de la         sensibilidad a la  insulina hepática y periférica.

El empleo de los probióticos modulando la microbiota intestinal, ha llevado a importantes reflexiones y consideraciones para poder sentar bases  científicas del uso de estos microorganismos en la salud humana.

A través de estos microorganismos pueden inducir activación positiva o  negativa de las células inmunes asociadas con la mucosa intestinal permitirá una selección criteriosa de las bacterias.

BL, como microorganismos inmunoreguladores, lo cual sería crucial por ejemplo, en la inhibición  del crecimiento tumoral, abriendo un potencial enorme para su uso en  patologías con compromiso inmune y en las que fuera necesaria la modulación positiva o negativa de la respuesta inmune mediada por células T o anticuerpos (20). Investigadores canadienses afirman en general, los cambios alimenticios  podrían explicar 57% de las variaciones estructurales totales de la Microbiota intestinal, mientras que los cambios genéticos serían responsables  de no más del 12 %. Significa que la dieta tiene un papel predominante en la configuración de la microbioma intestinal y cambiar las poblaciones clave podría transformar la microbiota saludable en una entidad generadora de enfermedades.

 

MATERIAL BIBLIOGRÁFICO

1- Inmunopatología molecular; nuevas fronteras de la medicina. Bases Científicas del efecto de los probióticos sobre la Inmunidad de mucosa intestinal. Rabinovich , 2004;cap 18; pg 183;190.

2- Nuevos enfoques en el estudio de la Inmunidad Innata en la mucosa Intestinal. María Magdalena Canali, Luciano Pedrotti, Silvia Correa; Revista de la Asociación de Asma, Alergia e Inmunología de Córdoba,  vol 27, número 3 – 4,2009,pg 66-72.

3- David Perlmutter ; Alimenta tu cerebro;Revisión intestinal,factores de  Riesgo  2016.pg 48-49.

4 y 5 -Revista de la asociación de Asma,Alergia e Inmunología de Córdoba, ctividades de la microbiota intestinal que benefician al huésped, Interacciones, Canali, Pedrotti, Silvia Correa, vol 27,n° 3-4;2009,pg 67

6- David Perlmutter; alimenta tu cerebro; fuerzas que dañan tu flora Intestinal; 2016, pg 50-51.

7- David Perlmutter; Incendio intestinal y cerebral(LPS); 2016, pg 72-7

8- Human gut Microbiota y desórdenes relacionados ,Dr Aldo  Maruy y Dr Francisco Guarner ;26 de junio de 2015 Rivera Maya.

9 y 10- Human Gut Microbiota, seminario sobre eje Cerebro Intestino;  Dr Jaime Ramirez  Mayans. Dr Luis Bustos Fernandez, Rivera Maya  26 de junio de 2015.

11-Conferencia Microbiota intestinal Humana en las distintas etapas de vida(ancianidad ) Dr Henry Cohen y Dr Luis Bustos Fernandez,26   de junio de 2016.

12- Rodota-Castro, Nutrición Clínica y Dietoterapia; Probióticos y Prebióicos. BS AS. Medicina Panamérica  2012;pg 441,442.

13-Revista de la Asociación de Asma, Alergia e Inmunología de Córdoba Temas de revisión Probióticos Guías Internacionales; Dra María Cristina  Daraio, vol 3-4,2005; pg 60.

14- David Perlmutter, Alimenta tu Cerebro, suplementos adicionales, Probióticos,2016; pg 248 hasta pg 255.

15 y 16- Revista de Asociación de Asma, Alergia e Inmunología de Córdoba Probióticos e Infección; Probióticos y  Cancér. Dra  Daraio,vol 3-4, 2005; pg64-65.

17- Human Gut Microbiota; Conferencia Los probióticos son todos Iguales? Dr Yuan Vandenplas, 26 de junio de 2015.

18 y 19-David Perlmutter, alimenta tu Cerebro, Alimenta al Microbioma, Capítulo 8, 2016, pgde 217 a 236.

20-Rabinovich ; Inmunopatología molecular nuevas fronteras de la   medicina, bases científicas del  efecto de los probióticos sobre la inmunidad de la mucosa intestinal, Gabriela Perdigón, Juan Valdez, María Bibas-Bonet.2004,cap 18

Foto: Blog Acupuntura y medicina tradicional china

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.