La meditación para paliar el estrés por el encierro

Foto. launion.com.mx
401

Revista Costarricense de Psicología- Exponemos aquí, una investigación realizada por profesionales* de la Universidad de Costa Rica sobre el «Efecto de un proceso grupal de meditación sobre el estrés percibido y las estrategias de afrontamiento en un contexto carcelario».

Resumen
La privación de libertad es un suceso que impacta los niveles de estrés y requiere estrategias de afrontamiento. En la cárcel Jorge Arturo Montero Castro de Costa Rica se implementó un proceso grupal de meditación con personas recluidas para ayudarles a sobrellevar el encarcelamiento. Para
aportar evidencia científica sobre la efectividad de esta intervención, se realizó un estudio mixto de triangulación con modelo de convergencia. Cuantitativamente, se evaluó si la intervención generó cambios en los niveles de estrés percibido de los participantes. El diseño fue experimental con preprueba-posprueba y grupo control de lista de espera. La muestra fue de 32 hombres (16 en cada grupo). Cualitativamente, se exploró cómo influyó la intervención en los estilos de afrontamiento dentro del ambiente carcelario. El diseño fue un estudio de casos múltiples con muestreo intencional y se realizó una entrevista semiestructurada a cada participante del grupo de tratamiento. Además, se revisaron las consignas, los contenidos y el diseño de la intervención para evaluar su idoneidad. Los
resultados cuantitativos no evidenciaron diferencias entre el grupo experimental y el grupo control; sin embargo, sobresalió la diferencia significativa en la subescala cognitiva (F(1, 15) = 5.01, p = .04) entre la preprueba y la posprueba del grupo de tratamiento. En los resultados cualitativos, los participantes expresaron que con el proceso lograron utilizar estrategias como autocontrol, reevaluación positiva y distanciamiento. Sobre el diseño de la intervención, sobresalen las fortalezas; pero, se considera que la intervención puede rediseñarse al incorporar los aspectos por mejorar para maximizar los beneficios.

Palabras clave: privación de libertad, meditación, Psicología de la salud, ambiente, estrés, afrontamiento.


Abstract:
Because privation of liberty in jail aff ects health, a group meditation process with prisoners was implemented at the Jorge Arturo Montero Castro Institutional Care Center, in Costa Rica, to help cope with imprisonment. Due to gaps in the scientifi c approach to meditation eff ectiveness with prisoners in Costa Rica, a mixed method using convergence design and triangulation was carried out. A quantitative evaluation was made to ascertain if the meditation process generated changes in participant stress levels. A pretest–posttest experimental design with a wait-list control group was used. The sample was 32 men (16 in each group). A qualitative evaluation was made to explore how the intervention infl uenced coping in participants. Multiple case study design was used. Intentional sampling was performed, which resulted in working with 16 men of the meditation process group. Additionally, instructions, contents and design of the intervention were reviewed. Quantitatively, there were no diff erences between experimental group and control group on stress levels after the intervention; however, in the experimental group there was a
signifi cant diff erence in the cognitive subscale (F(1, 15) = 5.01, p = .04). Qualitatively, participants expressed that they began to use strategies like self-control, positive reevaluation and taking distance from the situation. Finally, strengths were recognized in the intervention, but also that there was room for improvement in order to maximize benefits.

Keywords: Imprisonment, Meditation, Health Psychology, Environment, Stress, Coping.


Lazarus y Folkman (1986) definen el estrés psicológico como “una relación particular entre el individuo y el entorno, que es evaluado por éste como amenazante o desbordante de sus recursos y que pone en peligro su bienestar” (p. 43). En términos generales, el estrés es un proceso adaptativo en el que interactúan los estímulos ambientales; la evaluación cognitiva; las formas de afrontamiento; las respuestas neurovegetativas, motoras y cognitivo-conductuales y los factores moduladores personales del sujeto
(De Camargo, 2010; Moser, 2014). Los estímulos del entorno no son en sí mismos estresantes, por lo que la reacción suscitada varía de acuerdo con la percepción del individuo (Cozzo & Reich, 2016).
En este sentido, como resultado de la evaluación cognitiva de los estímulos ambientales, el individuo puede manifestar reacciones a nivel neurovegetativo (activación del sistema nervioso autónomo
que genera cambios en el ritmo cardíaco, en la salivación, en funciones estomacales, sudoración, etc), motor (sensaciones de temblor, dolor, paralización, debilidad, etc) y cognitivo (dificultades en procesos
de atención, memoria, etc) (Cólica, 2015; De Camargo, 2010).
Como tal, el estrés no es negativo en el sentido estricto de la palabra; es la duración y la frecuencia excesivas de la respuesta natural de estrés la que representa un riesgo para el bienestar (Ramos, 2017; Ugarte, 2010). Así, se debe diferenciar el estrés agudo del estrés crónico. El primero es positivo al posibilitar la adaptación a una situación desconocida; en el segundo, la reacción de alarma se extiende en el tiempo, porque el estímulo estresante persiste en el entorno, no se elimina por incapacidad para enfrentarlo o, aunque ya no está presente, los sistemas internos o las interpretaciones de la persona siguen actuando como si lo estuviera (Sánchez, 2010).
En este escenario, la valoración cognitiva es mediadora entre los estímulos y las reacciones de estrés; por tanto, determina el carácter amenazante o no de los elementos del entorno y la manera de afrontarlos. En cuanto al afrontamiento, Lazarus y Folkman (1986) indican que las personas pueden
hacer frente a las situaciones de estrés al distanciarse para no pensar en ellas y evitar que les afecte (distanciamiento); al recurrir a conductas como usar drogas, tomar medicamentos, etc (huida-evitación); al buscar consejos, asesoramiento, comprensión (búsqueda de apoyo social); al tomar acciones directas para alterar las situaciones (confrontación); al reconocer el propio papel en la situación (aceptación de la responsabilidad); al realizar esfuerzos analíticos centrados en la situación con el fin de resolverla (planificación); al dotar a la situación de un significado positivo para el desarrollo personal (reevaluación positiva) y al procurar la regulación de las emociones y acciones (autocontrol). Con el fin de que las personas utilicen estrategias de afrontamiento que les beneficien y disminuya la respuesta de estrés crónico, la Psicología de la salud y ambiental buscan la transformación de la persona desde el interior-emociones y pensamientos- hacia el exterior -conductas- (Goleman, 2003; Harrison, 2004; Salom, 2005; Weiss, 2007).
A partir de las definiciones anteriores, se recalcan dos elementos importantes. En primer lugar, las personas pueden responder de manera diferente a una misma situación conforme a su personalidad e historia; en segundo lugar, la relación entre el individuo y el entorno puede modificarse en la medida en la que el sujeto cambie su valoración, aprenda a reducir la activación de sus sistemas internos y recurra a estrategias diferentes de afrontamiento.
En el caso específico de la privación de libertad, esta puede ser considerada como una experiencia altamente estresante (García-Jarillo, Caravaca-Sánchez, Sánchez-Alcaraz & Luna, 2016). El encarcelamiento, además de restringir la libertad, obstaculiza la satisfacción de necesidades y el cumplimiento de metas. Además, conlleva el distanciamiento de las redes de apoyo (García-Jarillo et al., 2016).
Adicionalmente, los centros penitenciarios presentan una serie de condiciones que pueden ser fuentes de estrés como percepción de calor y ruido, olores desagradables, hacinamiento, falta de intimidad y conflictos “territoriales”. Dichas situaciones desequilibran el organismo por ser estímulos ambientales valorados como peligrosos y demandantes (González & Escobar, 2002).
En ese contexto, específicamente en el Ámbito C del Centro de Atención Institucional Jorge Arturo Montero Castro de Costa Rica (en adelante CAI JAMC), la psicóloga Kenya Lobo y el doctor Ignacio Salom elaboraron una intervención centrada en meditación con el fin de promover bienestar en
las personas recluidas y ayudarles a sobrellevar la situación de encarcelamiento. Dicha intervención la han implementado durante aproximadamente 15 años.
Pese al tiempo de ejecución, no se había realizado un estudio empírico y sistemático sobre la efectividad de la intervención. Al respecto, cabe señalar que efectuar estudios con población penal implica realizar trámites diversos para resguardar la seguridad y enfrentar situaciones carcelarias (rotación de la población, cancelación de sesiones por requisas, etc). Esos eventos dificultan la investigación y probablemente son parte de las razones por las que en Costa Rica hay poca documentación sobre la efectividad de intervenciones dirigidas a personas recluidas.
En línea con lo anterior, es relevante destacar que, previo a este estudio, en el país no se había efectuado investigación sobre el tema con la población meta. Esto constituye un problema, porque los excluye de los beneficios que les podría aportar la investigación: conocimiento, mejoramiento, reforzamiento y extensión de programas. Por ello, al reconocer la complejidad de la privación de libertad y la necesidad de contar con insumos sobre la efectividad de las intervenciones dirigidas a las personas
recluidas del país, se decidió acoger la solicitud de las personas facilitadoras y realizar esta investigación.
Así, para dar cuenta de los alcances de la intervención, se estudió la experiencia del grupo de hombres privados de libertad, que participó en el proceso grupal de meditación de octubre del 2017 a febrero del 2018. El objetivo fue evaluar si el proceso grupal de meditación generó cambios en los niveles de estrés percibido de los participantes y explorar cómo influyó el proceso grupal de meditación en los estilos de afrontamiento de los usuarios dentro de un entorno carcelario. Además, dado el limitado
conocimiento que existía en el país sobre este tipo de intervención con población penal, se incluyó como objetivo externo realizar una valoración al diseño, contenidos y consignas del proceso grupal de meditación para evaluar su idoneidad.
El equipo investigador se focalizó en el estrés percibido, porque en varios estudios se reporta que las intervenciones con meditación disminuyen los niveles de estrés en hombres privados de libertad (Barnert, Himelstein, Herbert, García-Romeu & Chamberlain, 2014; Le & Proulx, 2015; Nidich et al., 2016). Además, esta temática se consideró importante, porque el estrés es un problema que aqueja a la población de Costa Rica (Martínez, 2014) y probablemente esté presente en la población carcelaria (Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, 2018). Asimismo, se contemplaron las estrategias de afrontamiento, dado que en estudios sobre meditación con personas recluidas se reportó que la práctica contribuyó a la adquisición de estrategias nuevas (Barnert et al., 2014; Pham, 2013; Ronel, Frid & Timor,
2013). También, se contemplaron los estímulos ambientales que influyen en la experiencia negativamente, entendidos como estresores físicos (temperatura, olor y ruido) y psicosociales (territorialidad, hacinamiento, falta de intimidad, monotonía ambiental y falta de control sobre el entorno).
Para ello, se utilizó un diseño mixto de triangulación con modelo de convergencia. En este sentido, la revisión de investigaciones sobre meditación con personas privadas de libertad (Barnert, et al., 2014; Le & Proulx, 2015; Nidich et al., 2016; Orme-Johnson & Moore, 2003; Perelman et al., 2012; Pham, 2013; Rainforth, Alexander & Cavanaugh, 2003; Ronel et al., 2013; Vannoy & Hoyt, 2004) evidencian la pertinencia de evaluar los aportes de la meditación desde abordajes cuantitativos para destacar sus beneficios en el manejo del estrés, autocontrol, inteligencia emocional, adaptabilidad, disminución de la reincidencia, entre otros. Asimismo, los abordajes con enfoque cualitativo permitieron la captación del fenómeno desde las percepciones de los sujetos. Sobresalieron la importancia del trabajo grupal colaborativo y la actitud empática por parte de los facilitadores para promover el bienestar. Sin embargo, a diferencia de la presente investigación, pocos estudios contemplaron las condiciones ambientales de los centros penitenciarios para explicar los resultados, en tanto obviaron que, en esos entornos, las personas suelen afrontar situaciones desconocidas y cambios extremos.

Método
Para evaluar la efectividad del programa de meditación en la reducción de los niveles de estrés percibido y explorar los posibles cambios en los estilos de afrontamiento ante los estresores del contexto, en esta investigación se implementó una metodología mixta. El diseño fue de triangulación con modelo de convergencia, porque se obtuvieron datos diferentes, pero complementarios sobre el tema (Creswell & Plano-Clark, 2017).


Referencias
Auty, K. M., Cope, A., & Liebling, A. (2017). A systematic review and meta-analysis of yoga and mindfulness meditation in prison: Eff ects on psychological well-being and behavioural functioning.
International Journal of Off ender Therapy and Comparative Criminology, 61(6), 689-710. https://doi. org/10.1177/0306624X15602514
Barnert, E. S., Himelstein, S., Herbert, S., Garcia-Romeu, A., & Chamberlain, L. J. (2014). Exploring an intensive meditation intervention for incarcerated youth. Child & Adolescent Mental Health, 19(1), 69-73. https://doi. org/10.1111/camh.12019
Belgrave, L., & Seide, K. (2019). Coding for grounded theory. En A. Bryant & K. Charmaz (Eds.), The SAGE handbook of current developments in grounded theory (pp. 167-185). Londres: SAGE.
Bertoglia, J.P. (1997). Adaptación del “Cuestionario sobre estrés SolanoBeauregard” para la medición del nivel de estrés en el personal de oficinas centrales y periféricas del Banco Nacional de Costa Rica. (Tesis de
licenciatura). Universidad de Costa Rica, Costa Rica.
Cólica, P.R. (2015). Estrés manual diagnóstico: La explicación psicobiológica de los síntomas. Buenos Aires, Argentina: Brujas.
Cozzo, G., & Reich, M. (2016). Estrés percibido y calidad de vida relacionada con la salud en personal sanitario asistencial. PSIENCIA. Revista Latinoamericana de Ciencia Psicológica, 8(1), 1-15.
Creswell, J. (2014). Research design: Qualitative, quantitative, and mixed methods approaches. California: SAGE.
Creswell, J. (2017). Mindfulness interventions. Annual Review of Psychology, 68, 491-516.
Creswell, J. W., & Plano-Clark, V. L. (2017). Designing and conducting mixed methods research (3a ed.). Los Ángeles: SAGE
De Camargo, B. (2010). Estrés, síndrome general de adaptación o reacción general de alarma. Revista Médico Científica, 17(2), 78-86. Recuperado de http://www.revistamedicocientifi ca.org/index.php/rmc/article/view/103/637
Fàbregues, S., & Paré, M. H. (2016). La observación. En F.S. Fàbregues, N.J. Meneses, G.D. Rodríguez, & M.H. Paré (Eds.), Técnicas de investigación social y educativa (pp. 120-138). Barcelona: Editorial UOC.
Fernández, M. (2009). Estrés percibido, estrategias de afrontamiento y sentido de coherencia en estudiantes de enfermería: Su asociación con salud psicológica y estabilidad emocional (Tesis de doctorado). Universidad
de León, México.
Flick, U. (2015). El diseño de investigación cualitativa. Madrid: Morata.
García-Jarillo, M., Caravaca-Sánchez, F., Sánchez-Alcaraz, C., & Luna, A. (2016). Psychosocial stressors perceived in the process of social reintegration and compliance time remaining in prison sentence.
Revista Española de Sanidad Penitenciaria, 18(2), 49-95. Recuperado de http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1575-06202016000200003&lng=es&tlng=en
Goleman, D. (2003). Emociones destructivas: Cómo comprenderlas y dominarla. Buenos Aires: B Argentina.
González, B., & Escobar, A. (2002). Neuroanatomía del estrés. Revista Mexicana de Neurociencia, 3(5), 273-282.
Harrison, E. (2004). Meditaciones breves para vivir sin estrés. Barcelona, España: Oniro.
Hooper, D., Coughlan, J., & Mullen, M. R. (2008). Structural equation modelling: Guidelines for determining model fi t. The Electronic Journal of Business Research Methods, 6(1), 53-60. Recuperado de http://www.ejbrm.com/issue/download.html?idArticle=183
Izcara, S. (2014). Manual de investigación cualitativa. México D.F., México: Fontamara.
Lazarus, R., & Folkman, S. (1986). Estrés y procesos cognitivos. Barcelona: Martínez Roca.
Le, T. N., & Proulx, J. (2015). Feasibility of mindfulness-based intervention for incarcerated mixed-ethnic Native Hawaiian/Pacifi c Islander youth. Asian American Journal of Psychology, 6(2), 181. http://dx.doi.org/10.1037/
aap0000019
Lei, P., & Wu, Q. (2012). Estimation in structural equation modeling. En R.H. Hoyle. (Ed.), Handbook of structural equation modeling (pp. 164-180). Nueva York: Guilford.
Littig, B., & Pöchhacker, F. (2014). Socio-translational collaboration in qualitative inquiry: The case of expert interviews. Qualitative Inquiry, 20(9), 1085-1095. https://doi.org/10.1177/1077800414543696
Martínez, D. (2014). Análisis de la relevancia de la política pública para la atención de la salud mental en Costa Rica. Enfermería Actual en Costa Rica, 26, 1-8. Recuperado de https://revistas.ucr.ac.cr/index.php/enfermeria/
article/view/13699
Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (2018). 2017 Informe anual de labores. Recuperado de http://www.dhr.go.cr/transparencia/participacion_ciudadana/prevencion_de_la_tortura/informes/informe_anual_mnpt_2017.pdf
Moser, G. (2014). Psicología ambiental: Aspectos de las relaciones individuo-medioambiente. Bogotá: Ecoe Ediciones.
Nidich, S., O’Connor, T., Rutledge, T., Duncan, J., Compton, B., Seng, A., & Nidich, R. (2016). Reduced trauma symptoms and perceived stress in male prison inmates through the transcendental meditation Program: A
Randomized Controlled Trial. Perm J, 20(4), 43-47. https://doi.org/10.7812/TPP/16-007
O’Reilly, M., & Dogra, N. (2017). Interviewing children and young people for research. Londres: SAGE.
Orme-Johnson, D., & Barnes, V. (2014). Eff ects of the transcendental meditation technique on trait anxiety: a metaanalysis of randomized controlled trials. The Journal of Alternative and Complementary Medicine, 20(5), 330-https://doi.org/10.1089/acm.2013.0204
Orme-Johnson, D. W., & Moore, R. M. (2003). First prison study using the transcendental meditation program: La Tuna Federal Penitentiary, 1971. Journal of Off ender Rehabilitation, 36(1-4), 89-95.
Perelman, A. M., Miller, S. L., Clements, C. B., Rodríguez, A., Allen, K., & Cavanaugh, R. (2012). Meditation in a deep south prison: A longitudinal study of the eff ects of Vipassana. Journal Of Off ender Rehabilitation, 51(3), 176-198.
Pham, K. H. (2013). Outcomes of a recreation therapy yoga meditation intervention on prison inmates’ spiritual wellbeing (Tesis de maestría). San Jose State University, California.
Rainforth, M. V., Alexander, C. N., & Cavanaugh, K. L. (2003). Eff ects of the transcendental meditation program on recidivism among former inmates of folsom prison: Survival analysis of 15-year follow-up data. Journal Of
Off ender Rehabilitation, 36(1-4), 181-203.
Ramos, P. (2017). Inteligencia emocional: Control del estrés (3a. ed.). Málaga: ICB S.L.
Ronel, N., Frid, N., & Timor, U. (2013). The practice of positive criminology: A Vipassana course in prison.
International Journal of Off ender Therapy and Comparative Criminology, 57(2), 133–153. https://doi.org/10.1177/0306624X11427664
Salom, I. (2005). Meditación y bienestar. Geosalud. Medicina Natural. Recuperado de: http://www.geosalud.com/medicinanatural/meditacion.htm
Sánchez, M. E. (2010). Estrés, un problema psicosocial: La psicología funcional del sí. En M.E. Sánchez & C. López (Eds.). Estrés y salud: Aportaciones desde la psicología social (pp. 47-65). D.F. México: Editorial Miguel Ángel Porrúa.
Schoeberlein, D. (2017). Mindfulness: Vivir con atención plena en casa, en el trabajo, en el mundo. Bilbao: Desclée De Brouwer.
Sim, J. (2018). Grounded theory. En B. Frey (Ed.), The SAGE encyclopedia of educational research, measurement, and evaluation (pp. 754-756). California: SAGE
Smith, V., & Molina, M. (2011). Cuaderno Metodológico 5. La entrevista cognitiva: Guía para su aplicación en la evaluación y mejoramiento de instrumentos de papel y lápiz. San José: Instituto de Investigaciones
Psicológicas, Universidad de Costa Rica.
Ugarte, A. M. (2010). El impacto psicoambiental: Los problemas ambientales como problemas sociales. En R. Sapiains (Ed.), El dilema del castor (pp. 261-312). Santiago: Universidad de Chile.
Vannoy, S. D., & Hoyt, W. T. (2004). Evaluation of an anger therapy intervention for incarcerated adult males. Journal of Off ender Rehabilitation, 39(2), 39-57.
Weiss, B. (2007). Meditación: Cómo dejar atrás las tensiones y el estrés y alcanzar la paz. Barcelona: Editorial B. Yin, R. K. (2013). Case study research: Design and methods (5a. ed.). California: SAGE.
Yoon, I., Slade, K., & Fazel, S. (2017). Outcomes of psychological therapies for prisoners with mental health problems: A systematic review and meta-analysis. Journal of consulting and clinical psychology, 85(8),
783-802. http://dx.doi.org/10.1037/ccp0000214

TEXTO COMPLETO (PDF)

*María Nazareth Mora-Arias,
*Lizbeth Solano-Alpízar, Bradly Marín-Picado,
*Jorge Esteban Prado-Calderón
Universidad de Costa Rica, Costa Rica